¡Viva la juventud! ¡Viva!

*Beatriz Martín Padura

Jaime Gil de Biedma decía así, en su poema “No volveré a ser joven”:

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

¿Como todos los jóvenes? ¿Quiénes y cómo son todos esos jóvenes? Eso es lo que nos cuestionamos cada día desde el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de Fad, con el objetivo de ampliar la mirada, y enfocarla mejor, sobre lo que significa ser joven.Teniendo en cuenta que los itinerarios a la vida adulta cada vez son más variados, más difusos y más complejos, no existe una respuesta fácil, por eso la abordamos desde la no-generalización, como queda patente en la última campaña de la Fad: “The Real Young” o en la campaña “La verdad sobre la juventud”, del CJEx.

Seguir leyendo «¡Viva la juventud! ¡Viva!»

Yo también soy friki

El Día del Orgullo Friki se celebra el 25 de mayo porque la primera película de Star Wars, “Episodio IV: Una nueva esperanza”, se estrenó en esa misma fecha.

Querido lector, estimada lectora: no me mires por encima del hombro si te digo que lloré cuando murió Sirius Black o que la caída de la Madre de Dragones me ha dolido más que una torcedura de tobillo. No me banalices si te confieso que, cuando finalice mi taller de escritura creativa, me sentiré apática y melancólica por unos días. Seguro que, en lo más recóndito de tu alma, tú también guardas un espacio para esa afición, esa obsesión que el traqueteo del trabajo diario o las obligaciones personales no te permiten desarrollar todo lo que te gustaría. El cine, el canto, el amigurumi, la ilustración… Tú también eres friki de algo (pero todavía no lo sabes).

Seguir leyendo «Yo también soy friki»

FAMILIAS

¿Qué es lo que nos pasa por la cabeza cuando oímos o pronunciamos la palabra «familia»? Estoy convencida de que si hiciéramos esta pregunta a miles de personas encontraríamos definiciones parecidas, pero todas con algún matiz personal y afectivo. Cada uno/cada una tenemos un huequito en nuestro interior donde guardamos un espacio para “mi familia”, la cual, a lo largo de la vida, no tiene por qué ser siempre la misma ni ser única. Normalmente, con el paso del tiempo, vamos aumentando el número de miembros a los que considerar «familiares», pero eso no significa que sea siempre mediante lazos de sangre o alianzas: en el camino se nos va cruzando gente que se queda y a la que podemos considerar más familia que algunos parientes, más afín a lo que somos y distinta a lo que el diccionario recoge como tal.

Seguir leyendo «FAMILIAS»

El relato de Santiago Ramón Mateo «El poder de la juventud», ganador del concurso #TheRealYoung

Porque sabemos que, como decía Franz Kafka, “la literatura es siempre una expedición a la verdad” y desde Fad queremos que sean los y las jóvenes quienes nos den a conocer su propia verdad, el pasado 25 de marzo lanzamos el concurso de relatos cortos #TheRealYoung  en colaboración con la presentadora, actriz y modelo Mary Ruiz. La calidad literaria de los noventa textos participantes ha sido tan elevada que ha sido muy, muy complicado para el jurado elegir entre los diez relatos finalistas al ganador de este certamen dirigido a jóvenes de entre 18 y 29 años.

Para tomar esta difícil decisión, hemos contado con la propia Mary Ruiz como jurado estrella; con David Gallego, profesor de la Escuela de Escritores e integrante del equipo de la Fundéu BBVA, y con Beatriz Pestaña y Arancha Sanz, subdirectora de Comunicación y community manager de Fad, respectivamente. Finalmente, el relato ganador ha resultado ser “El poder de la juventud”, escrito por Santiago Ramón Mateo, un joven educador y psicopedagogo que cuenta 28 años y vive en Madrid. ¡Disfrutad de su lectura!

Seguir leyendo «El relato de Santiago Ramón Mateo «El poder de la juventud», ganador del concurso #TheRealYoung»

Vuelve a casa, vuelve

Dicen que en Chile mientras tengas una cama, puedes ser considerado ciudadano de primera categoría y tendrás derecho a volver al país vayas donde vayas y estés el tiempo que estés fuera. En España, más bien, podríamos decir que quien tiene una cama “a su nombre” es un absoluto privilegiado, más aún si eres menor de 30.

En nuestro país, la mayoría de los y las jóvenes tienen camas prestadas o “en usufructo”, lo que quiere decir que aún viven en casa de sus progenitores o que, como mucho, viven en una residencia de estudiantes (generalmente, porque no estudian cerca del domicilio familiar) o en un piso de alquiler. Hay otros, los menos, que han tenido la suerte de visitar una tienda, comprar un somier, un colchón, una almohada, sábanas y un edredón en los que descansar. Por supuesto, sin dinero debajo ni techo propio, eso ya sería un lujo ibérico, y nunca mejor dicho.

Seguir leyendo «Vuelve a casa, vuelve»