Siete cosas que pueden hacer los hombres para prevenir y combatir la violencia de género

  • El 97% de las mujeres ha sufrido algún tipo de violencia sexual en contextos de ocio nocturno, según el último informe del Observatorio Noctámbulas

Que la práctica totalidad de las mujeres encuestadas en el informe de resultados 2017/2018 del Observatorio Noctámbulas haya sido víctima de algún tipo de violencia sexual por parte de hombres es una estadística que refleja un problema que debería preocuparnos a todos y a todas como miembros activos de la sociedad. A todos y a todas, no solo a ellas. En este post te proponemos cinco formas en las que hombres de todas las edades pueden contribuir a prevenir y a erradicar la violencia de género contra las mujeres.

Entre otros (alarmantes) datos el informe destaca que el 97% de las mujeres encuestadas afirma haber vivido algún episodio de violencia sexual por parte de hombres en contextos de ocio nocturno, siendo los tipos de violencia sexual más frecuentes los comentarios incómodos de carácter sexual (97%), las insistencias masculinas ante una negativa (87%), los tocamientos no consentidos (81,4%) y los acorralamientos (44,7%). Además, una de cada cinco mujeres confiesa haber sido violada.

El informe también concluye que las mujeres autocontrolan el consumo de alcohol más que los hombres para evitar sufrir violencias sexuales o ser culpabilizadas de ellas. Según comenta en esta entrevista Ana Burgos García, una de las autoras del informe, esto se debe a que existe “todo un imaginario diferencial y desigual” en torno a esta droga que provoca que, en caso de violencia sexual, esta sustancia funcione “como un atenuante para ellos y se convierta en un agravante para ellas”.

Campañas contra la violencia de género como #HaySalida, realizada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, han ayudado a frenar la tendencia a responsabilizar a las víctimas para poner el foco en la culpabilidad de los agresores y en la implicación de toda la sociedad. Desde Planeta Joven hoy queremos dar un paso más y proponerles a nuestrOs lectorEs siete premisas para que se conviertan en activistas contra todas las formas de violencia de género:

  1. Identifica y denuncia toda agresión física o verbal hacia las mujeres de la que seas testigo, sea cual sea el entorno en el que te encuentres. Justificar actitudes inapropiadas y creer que en fiestas, bares o discotecas “todo vale” agrava el problema.
  2. Si sospechas que alguna mujer que conoces es víctima de la violencia de género, dialoga con ella y ofrécele tu ayuda.
  3. Si percibes que tu amigo, compañero, hermano es abusivo o agresivo con las mujeres, invítale a buscar atención profesional.
  4. Párate un segundo y mira hacia dentro. Se conocen muchos casos de violencias sexuales hacia las mujeres, pero muy pocos hombres se reconocen como agresores. Es lo que se llama el “agresor fantasma” y ocurre, sobre todo, a la hora de identificar en uno mismo los tipos de violencia más normalizados (piropos inadecuados, comentarios sexuales fuera de lugar, insistencia a la hora de ligar, etc.)
  5. La lucha contra la violencia machista es un problema social que tiene su origen en las desigualdades de género. Tú también desempeñas un papel fundamental a la hora de sensibilizar a otros hombres sobre la importancia de desterrar la desigualdad para convertiros en promotores de la equidad.
  6. Sororidad… ¡también masculina! Si rechazas consumir revistas que cosifican a la mujer, si no acudes a los locales en los que ellas no pagan entrada, o explicas a tus amigos que si creen en la igualdad de género (lo sepan o no) son feministas, te estarás solidarizando con las mujeres en la lucha por sus derechos.
  7. Desmárcate también de chistes y comentarios machistas que, lejos de ser inofensivos, perpetúan el sexismo presente en el imaginario colectivo y visibilizan a las mujeres como personas débiles sometidas a la fortaleza de los hombres.

El 5º informe sobre la relación existente entre el consumo de drogas y las violencias sexuales en contextos de ocio nocturno, ha sido realizado por la Fundación Salud y Comunidad (FSC) en el marco del Observatorio Noctámbulas. Los datos que nos ofrece este documento son el resultado del análisis cualitativo de 30 entrevistas grupales en profundidad a protagonistas del ocio nocturno, y de más de 1.500 respuestas a un cuestionario online que contó con un 73% de participación femenina y una procedencia mayoritaria de Cataluña y Madrid.

El informe completo en pdf está disponible en este enlace.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *